La gestión

¿Sabes qué hacemos los vigilantes del Área?

Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), mediante la Unidad Operativa de ÁREA, gestiona y controla el funcionamiento del estacionamiento en la vía pública. Con un equipo humano de 390 profesionales y 3.300 parquímetros al servicio de la ciudad, se regulan las plazas de aparcamiento y se controlan las infracciones que contemplan las ordenanzas municipales (zonas de carga y descarga, carril bus, carril multiusos, doble fila, pasos de peatones, etc.).

Aunque sean funciones menos conocidas por los usuarios, además de velar por el cumplimiento de las normas de uso del estacionamiento, el personal de la Unidad Operativa de Estacionamiento Regulado también facilita información y orientación a los ciudadanos, residentes y turistas; notifica las incidencias detectadas en la vía pública y las comunica al ente gestor; ayuda, si es necesario, en las actuaciones en caso de accidente y se encarga de transmitir cualquier incidencia a la Guardia Urbana, mossos d'esquadra, bomberos, ambulancias, etc.

Este personal se nombra por decreto de alcaldía y está habilitado para sus actuaciones, siempre bajo la dirección jerárquica de la Guardia Urbana.

Usuario haciendo servir el punto de control del Área

Así mismo, esta unidad funciona con un sistema tecnológico, diseñado especialmente para B:SM, que permite una interconexión en tiempo real de todos los agentes, los sistemas y las aplicaciones que intervienen en la regulación integral del estacionamiento en la vía pública, como por ejemplo la Unidad de Grúas y la Guardia Urbana.

Los vigilantes del área tienen a su alcance, en el dispositivo de control, toda la información necesaria para realizar sus funciones. Todas las comunicaciones en el área se hacen en tiempo real, tanto en lo relativo a los parquímetros, los dispositivos de control y las peticiones automáticas de mantenimiento como en relación con la solicitud de reparación de una avería desde un parquímetro. El tiempo real es una muestra más de que en el área siempre hemos apostado por invertir en las últimas tecnologías y en la innovación para dar todas las ventajas posibles tanto a los usuarios como a todos los profesionales que integran el área. En resumen, la tecnología y la innovación nos permiten prestar un servicio de calidad a todos nuestros clientes.

Por eso se ha establecido una Política de Calidad con una serie de compromisos concretos con los ciudadanos que medimos semestralmente con la voluntad de conocer nuestros resultados y velar por su mejora continua. Únicamente con este elevado grado de autocrítica podremos aprender diariamente y explorar nuevas maneras de operar en beneficio de los clientes y de Barcelona, nuestra ciudad.

¿Cómo estamos organizados en el área? Cada tramo, cada plaza del área de la calle, cada señal vertical, cada señal horizontal, cada tarifa y horario están configurados dentro de una aplicación informática que nos permite gestionar el Àrea. Todo tiene una razón de ser y se analiza constantemente el funcionamiento de las áreas reguladas para adaptarnos en cada momento a las nuevas realidades dentro del marco de nuestra misión. Nuestros vigilantes tienen un conjunto de zonas de vigilancia asignadas de forma aleatoria. Así mismo, y para optimizar el servicio de nuestros vigilantes, existe todo un sistema de rutas que se planifica y se asigna de forma aleatoria a diferentes vigilantes, todo de forma automática, siguiendo modelos y patrones predefinidos y sin intervención manual.